Sí Mourinho fuera Brandmanager

Conocido como “The Special One”, el portugués daría varias lecciones acerca de adaptabilidad al medio y las circunstancias. También nos enseñaría como implementar una estrategia clara a mediano y largo plazo. Nos hablaría de maximizar recursos. Haría énfasis en lo importante que es la confianza total en la gestión. Dejaría muy claro cuál es el manejo correcto de los elementos claves y recursos de un equipo. Nos daría un ejemplo muy claro de lo que es tener seguridad total en la toma de decisiones, además de la importancia de rodearse y confiar en profesionales que lo ayuden con sus objetivos.

Mourinho sabría que su puesto de Brandmanager lo obligaría a posicionar y diferenciar a su equipo de una manera muy significativa al resto de equipos de su categoría. No se conformaría con simplemente estar entre los líderes. Buscaría incansablemente ser el único líder. La marca que más vende, la que más suena, la que todos quieren apoyar, la que todos quieren ir a ver. La marca de la que se habla todos los días.

A Mourinho lo avalaría su trayectoria construida en 10 años como entrenador de diferentes marcas en diferentes mercados a las cuáles ha llevado a lo más alto. Un palmarés impresionante acumulado con el Oporto, Chelsea, Inter de Milán y que ahora comienza a ampliar con el Real Madrid.

El portugués es alguien que sabe lo que quiere y sabe como obtenerlo (pocos Brandmanagers saben realmente como llegar a este punto). En ese camino que traza para obtener resultados exitosos consigue algo sumamente importante: que el dueño de la marca (llámese Moratti, Abramovich o Florentino) confíe plenamente en su trabajo y que no interfiera en sus decisiones, más allá de las normales entre un jefe y un subordinado. Ellos saben que con Mourinho su marca y algo muy importante ¡su plata!, su presupuesto, estaría siendo utilizado correctamente. ¡Para eso lo contrataron!

Mourinho pide y reclama confianza en lo que hace, porque sabe lo que hace. De acuerdo al plazo establecido entre él y sus superiores rendirá cuentas y mostrará resultados. Mostrará esa última filmina que normalmente termina en aplausos. Para eso trabajará intensamente al equipo, estudiará detalladamente a su competencia y los movimientos que ésta hace o piensa hacer y las intenciones que se trae. Generará las condiciones y el ambiente para llevar a su marca a un nivel máximo de exigencia y excelencia.

Mourinho variará estrategia y tácticas de acuerdo a las circunstancias. Cuando, cómo y dónde atacar. Decidirá el momento de golear o de guardar energía, que con un 1-0 alcanza. Porque como buen Brandmanager, él sabrá de la importancia de manejar muy bien los recursos y la energía de acuerdo al momento de la temporada en que se encuentre.

Dirigiendo al Oporto demostró como sacarle el máximo provecho a cada cinco, aguantar todo el partido y no desaparecer a los 15 minutos de empezado el año. Eso le alcanzó para ganar, sin ser el favorito, nada menos que la Champions League con el equipo portugués, eliminando al Manchester United en el propio Old Trafford en semifinales.

Con el Chelsea nos enseñó a manejar una marca poderosa y de gran capacidad económica pero sin la tradición o arrastre de las marcas líderes de un mercado tan competitivo como el inglés. Con un trabajo planificado a mediano plazo logró sacar bicampeón de la Premier League al Chelsea título que no conseguía desde 1955.

Con el portugués de Brandmanager, una marca rápidamente encontraría su estilo y sabría como “plantarse” en la cancha. Entendería que muchas veces jugar a no perder, no es jugar feo. Dependiendo de las circunstancias del partido dejaría a la competencia hacer el gasto y en el momento preciso daría el golpe certero. Ese que queda en la memoria y posiciona.

Cuando dirigía al Inter de Milán sabía que hombre a hombre no tenía el nivel del Barcelona. En esa famosa semifinal del año pasado jugarle de “tú a tú” habría sido un suicidio, “botar la plata”. Sabiendo que no era la marca favorita preparó todo para cazar al equipo catalán. Supo retroceder, atacar, sonar y vender en el momento justo. Esta vez le alcanzó para llevar otra Champions League a su curriculum y la primera para el Inter en 45 años. Con menos recursos creativos individuales que su rival, se llevó el premio mayor.

Ahora el portugués está llevando la marca de fútbol más famosa y fuerte del mundo, el Real Madrid. “No imitaremos a nadie; buscamos una identidad” dijo de entrada. Una marca que nunca deja que su competidor haga el gasto y que a la menor amenaza le deja caer un terrible contragolpe, eso sí es que no decide primero atacarlo sin piedad hasta terminar goleándolo, arrasándolo. Una marca que, sin embargo, se ha visto opacada los últimos años por quién tradicionalmente se ubicaba en un segundo plano en pergaminos, el Barcelona. El reto de Mourinho: hacer nuevamente del Real Madrid no sólo el equipo/marca número uno de España, sino el número uno de todo el planeta.

Se viene un reto perfecto para un Brandmanager, que parte de un principio básico del ‘catenaccio’ que tanto se le acusa de practicar: primero, no perder” y eso en estos tiempos y circunstancias para cualquier marca ya es ganancia. Un reto perfecto para alguien que no le pregunta a sus piezas que hacer, ni a la gradería a quién quiere en la alineación. No sería partidario ciego de los focus group. Él sabría que eso es costumbre de los que terminan haciendo siempre lo mismo. No preguntaría lo que ya sabe, para eso trabaja incansablemente hasta conocer perfectamente que movimientos tienen que hacer sus piezas, hasta descubrir él mismo a quiénes colocar, esos que terminarán siendo del gusto de la afición, los compradores finales de su producto.

José Mourinho decidiría, dirigiría, exigiría, delegaría, confiaría, intuiría, innovaría, levantaría los brazos y finalmente celebraría. Otros Brandmanagers seguirán preguntando, dudando, evadiendo, exigiendo resultados diferentes sin caer en razón que en cada alineación insisten en poner a jugar siempre a los mismos.

@zunga

Acerca de Zunga Reales

Comunicador / Marketing / Planning / Copywriter jotabequ grey Costa Rica
Esta entrada fue publicada en Agencias, Branding, Creative, INSPIRATION y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s